Aniversario Auditorio Juan Victoria

Cincuenta piropos para la joya de oro

En estos primeros 50 años de este orgullo cultural sanjuanino, 50 músicos y protagonistas del mundo artístico hablaron con Tiempo de San Juan y dejaron un sinfín de anécdotas y sensaciones.
martes, 21 de julio de 2020 · 08:17

Por Jorge Balmaceda Bucci y Pablo Amado 

El Complejo Auditorio Juan Victoria celebra sus bodas de oro este martes, cumpliéndose un aniversario de la inauguración que tuvo lugar el 21 de julio de 1970. Marcando desde ese momento y para siempre, un antes y un después en la cultura local y regional. En el mundo artístico el Auditorio es considerado un sitio de renombre por las cualidades acústicas que posee, y no son pocos los artistas consagrados que quisieron venir a tocar a este lugar cuando escucharon los rumores de "un sitio donde se escucha todo", en palabras de un conocido músico que ahora es el director del lugar. 

A modo de homenajear uno de los sitios culturales más importantes de la provincia, Tiempo de San Juan contactó a 50 artistas y personalidades relaciones con este mundo que se cautivaron en algún momento de su carrera en este gigante cultural.

Músicos como el Nano Rodríguez, Raúl De La Torre, Claudia Pirán, Daniel Giovenco, Martina Flores, el jazzero Tito Oliva, el maestro José Domingo Petracchini, el bandoneonista Esteban Calderón, Claudio Videla, Eduardo Oro, el trompetista Elmer Meza, la cantautora Carolina San Juan, el tanguero Claudio Rojas, el Dúo Mixtura, Giselle Aldeco, Emiliano Sánchez, Melisa Quiroga, Flor Carmona, Fátima Garro, Mario Zaguirre, Patricia Vizcaíno, la cantante de flamenco Mariana Clemenceau, el guitarrista Jonatan Vera, la directora coral Aída Del Cid, Fabricio Pérez, Javier Conturzo, el bandoneonista y compositor Juan Pablo Romarión y el Tuti García de la Oveja Negra y los García.

Como así también Claudia Grynszpan, ministra de Turismo y Cultura, Virginia Agote, secretaria de Cultura, y artistas de renombre como el titiritero David Gardiol, el aparcero Jorge Pascual Recabarren, María Elina Mayorga, directora del Coro Beruti, el director de ópera Ricardo Olivera, Jorge Fuentes, director de Coro de Niños de la UNSJ; Emmanuel Siffert, el director de la Orquesta Sinfónica de la UNSJ; Jorge Romero, el director del Coro Universitario; el artista plástico Hugo Vinzio Rosellot, el músico Fabián Noriega, el barítono Fernando Lazari, el cantante Javier Acuña, el armoniquista Martín Guzmán, Pablo Grosman, el concertino de Camerata San Juan; el cantante Juanse Arano y otros tantos que aparecen en los siguientes videos de Tiempo de San Juan: 

A pesar de estar viviendo tiempos de cuarentena, el Auditorio organizó algunas actividades para que no pase desapercibido.

Una de las primeras tendrá lugar este martes con un concierto virtual a cargo de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de San Juan. Se podrá seguir a partir de las 21.00 hs, por la página de Sí San Juan.

Repasando algunos datos históricos, el Auditorio fue remodelado a comienzos del 2007. Las modificaciones se realizaron en la sala de conciertos y en los jardines. 

La idea principal que tuvo el Ingeniero Juan Victoria fue que se construya un espacio óptimo para difundir música. Al respecto una de las áreas más destacadas del complejo es la Sala de Conciertos Juan Victoria, que fue especialmente construida con el citado propósito. En este sentido, es el escenario más importante de San Juan y uno de los más activos del interior del país y en el mundo. En más de cinco décadas de vida cultural, por este lugar pasaron destacados artistas de orden nacional e internacional.

Por otra parte, la planificación del Auditorio también respondió a la necesidad imperante de crear un centro de altos estudios musicales a nivel de posgrado, y organizar la sede que debían ocupar el Departamento de Música y la Orquesta Sinfónica. Esto lo convirtió en uno de los pocos sitios en el mundo donde los músicos pueden ensayar en la sala principal. Esto les da la posibilidad que los artistas puedan escuchar tal cual va a salir el concierto con el público. 

 

En cuanto a las especificaciones técnicas, para lograr una producción de música sinfónica y vocal significante, se determinaron las dimensiones y forma que debía tener el recinto. De esta manera se llegó a una planta rectangular de 42 x 24 metros y la altura en relación a la media geométrica de estas medidas. Se consideró como cifra básica 60 músicos y 60 personas del coro. El volumen correspondiente a tal formación orquestal, de aproximadamente 9.000 metros cúbicos o alrededor de 8 metros cúbicos por persona, resulto del estudio teórico y de consideraciones prácticas.

 

 

¿Qué hace que el Auditorio tenga tan buen  sonido? En el diseño sonoro se determinó que el tiempo de reverberación óptimo se tomó en 1.75 segundos. Esta constante de tiempo, 1.75 segundos para el Auditorio de San Juan, requiere un tratamiento acústico de las superficies interiores de la sala y que comprende el techo, las paredes, el piso, las butacas y todo elemento que pueda trasmitir vibraciones.

 

 

 

El análisis teórico de los complejos problemas técnicos involucrados y las soluciones logradas por el Prof. Malvarez, dieron como resultado la estupenda respuesta acústica del Auditorio.
El casetonado del techo, construido en madera, asegura una adecuada dispersión de la energía sonora entre 150 y 5.000 Hertz y el recubrimiento de las paredes con paneles escalonados actúa con el mismo fin. 

 

 

 

A nivel nacional y local significó ser el centro de la excelencia, la popularidad y el renombre. "En ese lugar no tocaba cualquiera, porque se escucha todo y eso te obligaba a prepararte mucho antes de presentarte en el Auditorio, por eso no es solo un atributo para el público que se escuche bien, sino también una exigencia para el artista", resumió al respecto el conocido músico y actual director del Auditorio, Rolando García Gómez a este diario. 

 

 

 

En otro de los datos técnicos que hacen referencia a la gran respuesta acústica que tiene el auditorio hay que decir que la absorción de la energía que incide sobre el piso se logra mediante una alfombra de lana de 15 mm de espesor, especialmente fabricada para esta sala. Las butacas, de diseño especial tapizadas en cuero, tienen una capacidad de absorción tal que la dispersión sonora es casi igual estando vacías u ocupadas, de manera que la audición de música es igualmente excelente estando la sala repleta o con pocos auditores.
 

 

 

 

El contexto actual de la pandemia marcó la agenda actual para celebrar las bodas de oro. Así las autoridades del ministerio de Turismo y Cultura y del mismo Auditorio decidieron implementar otra forma de celebración con un programa especial para conmemorar estas cinco décadas que pasaron. 

 

 

 

Los arquitectos Mario Pra Baldi, Eduardo Caputo Videla y la arquitecta Carmen Renard concretaron el diseño y trabajaron al unísono con Victoria en 1959. Con ellos, también el ingeniero Federico G. Malvárez, quien fue responsable de la acústica de la sala que para muchos superaba a la del mítico Teatro Colón.

 

 

 

 

A 50 años de su inauguración, sigue siendo un ejemplo en materia arquitectónica. Admirado por profesionales de todo el mundo, que en varias ocasiones celebraron congresos de esta materia. Muchos profesionales, como arquitectos, músicos y referentes culturales concuerdan que el valor del Auditorio Juan Victoria no es solo para los sanjuaninos, sino para todo el mundo. De hecho el lugar fue reconocido como Monumento Histórico Provincial.

 

 

 

 

 

Comentarios