Personaje

El rey del sándwich

Alberto Platero lleva 17 años vendiendo sándwich en la tradicional confitería de calle Entre Ríos. Su salto de las canchas a la gastronomía, y cómo sobrevive frente a la pandemia de coronavirus.
viernes, 22 de mayo de 2020 · 19:38

Alberto Platero tenía 23 años cuando atajaba en la Primera de Trinidad y empezaba, de casualidad, en el rubro de las cafeterías. De casualidad porque su padre Isidro tenía la intención de montar un puesto de frutas y verduras en la feria de Capital, pero una corazonada los llevó a apostar por la venta de cafés y medialunas. Instalaron varios locales en el Gran San Juan pero cuando estaban por inaugurar el de Entre Ríos y Rivadavia, por instinto del arquero decidieron jugársela por los sándwich. Vaya acierto.

“Nosotros habíamos comprado el negocio para una cafetería. Allí había funcionado `Sándwich Dos´, pero íbamos a sacar esa venta para dedicarnos sólo al café. Pero como Graciela, que estaba en el anterior local, se quedó con nosotros, decidimos apostar a un sándwich de calidad. De a poco empezamos a tomar recetas y a averiguar para sumar nuevas”, contó.

“Mi sándwich” lleva 17 años en el centro sanjuanino. El nombre nació en honor al primer café que instalaron en la feria capitalina y fue muy popular entre los chacareros. “Fuimos los primeros que andábamos con la bandeja en medio de los trabajadores vendiendo cafés. Se llamaba Mi Café. Por eso le pusimos un nombre parecido a la confitería. Pretendemos que la gente se identifique con nuestro local”, agregó Platero.

El tradicional sándwich de jamón y queso es el má solicitado. También el de peceto con mayonesa de ajo, queso y tomate. En medio del aislamiento también trabajan en nuevos sabores para sorprender a sus clientes. “El de roquefort y pollo también se vende. Tenemos de ananá y vegetarianos. Y en los próximos días vamos a incorporar menús para cena y almuerzo, como el vitel toné. El comercio, ahora con esto de la cuarentena y que trabajan de corrido, pide mucho. También tenemos clientes en Zonda, Caucete y Media Agua”, contó.

“No hablo de ser líder ni marcar tendencia, pero nunca le sacamos peso a la mercadería”

Hoy el negocio tuvo que reinventarse por la cuarentena obligatoria que la emergencia sanitaria provocó. Cerrado el local, Platero y sus dos hijos, Soledad y Gonzalo, salieron al mercado con la venta de sándwich vía delivery. “Antes la gente venía con su familia y estaba dentro del negocio, ahora estamos esperando que suene el teléfono para poder llevar el pedido a la gente. Antes ellos venían a nosotros y ahora Mi Sándwich va a la casa", expresó. 

El también presidente de la Liga Sanjuanina de Fútbol aseguró que es todo un desafío hacer funcionar su negocio en tiempos de pandemia. Sobre todo mantener una estructura como Mi Sándwich de la que dependen 8 empleados. “Hay muchos bares, cafeterías y bares que se han ido quedando en el camino y eso es lo que no quiero para mi local. Es muy difícil sostener el negocio porque no hay gente en la calle y la que sale vuelve rápido a la casa. Hoy lo que factura el comercio es para pagar la mercadería y a los empleados". 

El fútbol, su lado B. Se crió en el barrio Atlético, en Rawson y jugó en las inferiores de Trinidad. donde debutó en Primera con 15 años. También fue técnico en el León y en Del Bono (a este último lo sacó campeón allá por el ´90).

Platero sostuvo que para hacerle frente a la crisis y ayudar a más familias buscará incorporar franquicias. Si bien aseguró que los meses que se aproximan serán por demás difíciles, está confiado en que la pandemia pasará pronto y su negocio volverá a abrir las puertas en la clásica esquina sanjuanina. 

 

Comentarios

Otras Noticias