Tragedia en 25 de Mayo

Abuela de la beba que cayó a un pozo, se ahogó y murió: "Fue mi culpa, me descuidé"

La chiquita que falleció tenía 1 año y 6 meses. Su familia apuntó contra la constructora del barrio, que no tapó la cámara séptica. La Justicia investiga si hubo una irresponsabilidad.
viernes, 25 de septiembre de 2020 · 17:07

La tarde del jueves se tiñó de negro tras la muerte de una beba de 1 año y 6 meses en 25 de Mayo, que cayó a un pozo, se ahogó y falleció. El trágico hecho ocurrió en un humilde ranchito situado en la Villa Yanello, pegado a un barrio en construcción que tenía una de las cámara sépticas de las viviendas sin tapar. Hasta ese recóndito lugar localizado a varios kilómetros de la villa cabecera de Santa Rosa llegó Tiempo de San Juan, que dialogó con la abuela de la pequeña que ofreció un desgarrador relato. 

Todavía conmocionada por lo sucedido, Mónica Olmedo (50) contó cómo la desgracia los sorprendió cuando Noha Valentina -tras una breve distracción- desapareció y el episodio terminó con el pero desenlace. "Yo la estaba cuidando y fueron dos minutos que me descuidé, que no la volví a ver. Entonces me preocupé y empezamos a buscarla. La llamábamos y nos empezamos a preocupar, hasta que me acerqué al pozo y la vi flotando", relató. 

De inmediato, la mujer la sacó del tanque enterrado en el suelo y la sacudió. "Intentamos reanimarla, llamamos a la Policía que llegó en un patrullero pero no reaccionó. Le hicieron el ejercicio en el pecho, pero ya había fallecido", recordó la mujer que se quebró y admitió con remordimiento: "Fue mi culpa, me descuidé. Su mamá me la había encargado y pasó esto". 

La madre de la chiquita, Yohana Pelaytay (24), no estaba al momento del accidente fatal porque -como se había separado del papá de la nena- había ido a comprar una cama. "Estaba en la casa de una vecina viendo una cama, ya que no tenía dónde dormir con los niños", contó. "Con esto, mi hija está destruida. Me dice que no quiere vivir más", confesó. 

Es que a la joven madre es la segunda vez que la desgracia golpea sus puertas en poco tiempo, ya que hace 5 meses atrás perdió un embarazo avanzado. "También era una nena la que esperaba. Ahora está haciendo los trámites para que el velorio sea acá", detalló al mismo tiempo que indicó la muchacha la lucha desde abajo, porque el padre de sus hijos no le pasa dinero. "No recibe ningún tipo de ayuda, lo poco que tiene se lo ganó ella y ahora le pasa esto", agregó. 

Sobre el siniestro, la mujer y sus otros hijos -que la sostenían mientras hablaba- apuntaron contra la empresa constructora que dejó al descubierto el pozo que debería estar sellado bajo tierra, CGC Construcciones SRL. "Antes se había caído el hermano más grande de Noha -un bebé de 2 años y medio- y por suerte lo vimos, cuando pasó. Le dijimos a la gente de la empresa pero no hicieron nada", aseguraron y añadieron: "Esas tapas se vuelan cuando hay un viento fuerte, no es seguro que quede así como está. Alguien se tiene que responsabilizar". 

Lo sucedido está siendo investigado por la Justicia, quien determinará si hubo algún tipo de negligencia. Hasta allí, la jueza que subroga el Segundo Juzgado de Instrucción llegó para constatar la escena, ubicada a tan solo tres metros de la casa donde viven. La advertencia que la familia realizó a la firma que edifica 60 casas, en un principio, podría ser clave en la investigación.   

 

  

 

 

   

 

Comentarios