Lo último

Tras la confusión, ¿qué pasó en la finca del gobernador de Tucumán incendiada en Ullum?

Tras el fuego que casi terminó con el establecimiento del primer mandatario tucumano, se conocieron más detalles de lo que fue el antes y después de las llamas.
martes, 14 de julio de 2020 · 19:48

Durante la madrugada de este martes, personal de Bomberos de Ullum logró sofocar un terrible incendio en una finca denominada "Establecimiento Don Yaco". Según comentaron fuentes del caso, ese establecimiento pertenece al gobernador de Tucumán, Juan Manzur. Hubo confusión respecto al inicio del fuego y, también, sobre cómo se llega a saber que se trataba de una finca del primer edil tucumano.

Tal como afirmaron desde bomberos, cuando llegaron al lugar, sobre las 21 del lunes, se encontraron con cuatro personas quemando unos ciruelos que estaban en la finca comprada. Los apilaron, los rociaron con aceite y los prendieron fuego. Sin embargo, los caseros perdieron el control de las llamas y se extendieron hacia otros sectores de la finca provocando un tremendo incendio en la zona. Fue de tal magnitud el fuego que se veía desde el Parque Faunístico de San Juan, ubicado a varios kilómetros de donde está ubicada la finca.

Según comentaron fuentes que trabajaron en el hecho, Manzur es propietario de la finca "San Juan de los Olivos". Hace unos días -según las fuentes- compraron la finca colindante, "Establecimiento Don Yaco". Esta última poseía varios ciruelos, los cuales debían ser erradicados de allí. Ese propósito estaba en manos de los cuatro caseros. Tal como contaron desde Bomberos, los hombres dijeron que el propietario les ordenó que, directamente, quemaran los ciruelos.

Sin embargo, ese no fue motivo suficiente para frenar que desde Medio Ambiente y la Policía Ecológica les libraran el acta contravencional correspondiente a los caseros, identificados con los apellidos: Domínguez, Illanes, y dos Garín. Tampoco fue suficiente la forma prepotente con la que trataron a los efectivos, dijeron desde la Fuerza. "Nos decían que nosotros no sabíamos a quién íbamos a multar, que no sabíamos con quién nos estábamos metiendo", alegaron las fuentes.

Si bien a ninguno de los caseros se los llevaron detenido, si les realizaron una contravención por el terrible daño que habían ocasionado. Daño que a los bomberos de Ullum, al mando de su jefe Matías Otthensimer, y de la Policía de San Juan les llevó algunas horas poder sofocarlo.

Comentarios

Otras Noticias