investigación judicial

Por qué fueron liberados los investigados por el vuelo sanitario y cuándo declaran

El juez que ordenó su detención explicó que tras los allanamientos positivos no había motivos por los que debían permanecer en arresto.
viernes, 22 de mayo de 2020 · 11:00

Luego de que recibiera la ampliación de requerimiento fiscal, con audios como pruebas que complican a una infectóloga y al coordinador de los vuelos sanitarios, el juez que investiga a la médica denunciada por Salud Pública ordenó la detención de los mismos y determinó los allanamientos en sus domicilios en busca de los teléfonos celulares. 

Según explicó el titular del Primer Juzgado Correccional Alberto Caballero, el objetivo de los procedimientos que se llevaron adelante el jueves por la tarde noche era dar con los móviles de Rosa Contreras y de Carlos Javier Porras, quienes habrían mantenido contacto con la reumatóloga que encarna el cuarto positivo de COVID-19 en la provincia para traer a su hermano en un vuelo sanitario a espaldas de las autoridades.

"Por las pruebas evaluadas que presentó el fiscal (Roberto Mallea), que conducen al esclarecimiento de los hechos, entendí que era pertinente ordenar el secuestro de los celulares y las detenciones. Una vez que dieron positivos los allanamientos, fueron licenciados y vinculados a la causa penal en curso", manifestó el magistrado. 

Si bien adelantó que tanto la profesional que desempeña tareas en el Hospital Marcial Quiroga como el hombre encargado de la diagramación de los vuelos sanitarios de la provincia serán llamados a declarar la próxima semana, aclaró que lo primero que necesita saber es qué información tienen esos teléfonos. "Van a ser peritados y vamos a cotejar con los audios que recibí", agregó. 

Para tener un panorama claro sobre cómo funcionan los vuelos sanitarios, Caballero contó que ordenó oficios al Poder Ejecutivo requiriendo información del sistema de vuelos. Además, solicitó toda la documentación relacionada al vuelo sanitario que trajo al hermano infectado de la médica denunciada.

También, por orden judicial, el Hospital Federico Abete de Buenos Aires -donde estuvo el transportista y familiar de la médica- deberá dar explicaciones, si así lo cree conveniente Caballero. "Si es necesario para esclarecer los hechos, vamos a solicitar la información", dijo.  

Para Caballero, hasta el momento no hay ninguna otra orden de detención aunque no lo descarta: "Si hay que ir para arriba o para los costados de estos dos implicados vamos a ir a fondo. Pueden haber más detenidos, eso es una posibilidad latente".

Cerca de las 2 de la mañana, Contreras y Porras -que habían sido llevados hasta la Central de Policía- fueron 'excarcelados'. Hasta allí llegaron colegas y personal del Sindicato Médico para manifestarse en contra del arresto de la infectóloga, violando la cuarentena.

Por eso, el juez expresó: "A pesar de que entiendan que su reclamo es válido no hay que perder de vista que estamos ante una situación de emergencia sanitaria y que hay una cuarentena que hay que respetar. Por más barbijo que hayan tenido o distancia que mantuvieran no tenían que estar en la calle". 

Los jefes restituidos 

Si bien en un principio el gobernador Sergio Uñac comunicó que la jefa de Infectología del Hospital Rawson, Sandra Ferrari, y el jefe de Terapia Intensiva, Carlos Lezcano, serían separados de su cargo en conferencia de prensa, este viernes por la mañana trascendió que el mismo mandatario pidió que fueran restituidos. 

Acorde lo dijo el magistrado, ambos serán llamados a prestar testimonios en la causa judicial que instruye por pedido de Mallea. "Pueden aportar conocimiento sobre los hechos que se dieron dentro del hospital. Hay que ver los grados de responsabilidad y ver si la denunciada  estaba habilitada o no para ingresar", sostuvo. 

Comentarios