Economía

Por qué cada vez más estaciones de servicio sanjuaninas evitan intermediarios con las petroleras

En un año ocho propietarios iniciaron los trámites para operar directamente con las empresas proveedoras de combustible. Mayor rentabilidad y oportunidades crediticias, dos factores clave para tomar la decisión.
jueves, 13 de febrero de 2020 · 17:26

En un año, los propietarios de ocho estaciones de servicio de San Juan que no tenían bandera iniciaron los trámites para trabajar con una petrolera directamente y no con intermediarios. ¿Por qué tanto interés? Según especificó el secretario general del sindicato SUOES, Víctor Menéndez, cuando las estaciones evitan los intermediarios logran acceder a una mayor rentabilidad gracias a precios más bajos del combustible y también a créditos otorgados por los mismos petroleros. 

Pasaron a ser estaciones de AXION la ubicada en Paula y Central, la de Punta de Rieles y la de Media Agua. A Shell pasaron dos estaciones -una está poniendo los carteles aún (Libertador pasando Rawson)-; a YPF la ubicada en la misma villa cabecera sarmientina, una de Pocito y otra estación que funciona en Las Casuarinas. 

"Cuando las estaciones de servicio tienen bandera los propietarios tienen una serie de garantías, tales como conseguir el combustible más barato logrando una mayor rentabilidad, apoyo crediticio de las petroleras y cierta garantía de abastecimiento. Además los trabajadores tienen ropa de trabajo más adecuada y mejoran las condiciones edilicias", indicó Menéndez. 

En San Juan YPF domina el mercado de combustibles. El 60% de las estaciones comercializa la nafta y el gasoil de la compañía estatal. El mismo panorama se registra en Cuyo. En segundo lugar se encuentra Shell y cierra el top tres AXION, con cada vez más inversionistas apostando a esta compañía de capitales internacionales. Son 1.100 los trabajadores que son empleados por estaciones de servicio en la provincia. 

En la última década se produjo una tendencia de cierre de estaciones de servicio en San Juan. Los cierres no escapan de lo acontecido a nivel nacional. En el país cerraron 3.000 estaciones de servicio, siendo las provincias con mayor movimiento económico las que sintieron el cimbronazo más fuerte.

Desde el sindicato de los empleados de estaciones de servicio tienen esperanzas. Creen que habrá inversiones. Informaron que se está realizando un estudio de mercado en una zona muy poblada de Rivadavia para abrir una nueva estación. Sería un arranque con el pie derecho para el sector ya que la apertura de una estación implica la generación de puestos de trabajo en blanco y de un movimiento económico en las zonas aledañas. 


 

 

Comentarios