Historia

El Pinar, el bosque donde nació el crack

Fue allí donde Facundo Mora, con apenas 13 años, se subió a una moto 250cc y compitió frente a pilotos que doblegaban su edad. Hoy está a un paso de correr en Brasil, nada menos que con el equipo oficial de Yamaha.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 23:02

El rugido de su KTM se apoderan de El Pinar, como hace dos años, cuando tenía 13 y se subía por primera vez a una moto de velocidad. Era invierno. Sólo su papá Mauricio y la naturaleza del “bosque” sanjuanino eran testigos de su primera experiencia en una 250cc, la misma con la que un mes después iba a competir frente a pilotos mucho más grandes que él. Ahora, en el lugar que lo vio nacer y sirvió de trampolín para lo que vino después, Facundo Mora viaja al pasado y habla sobre sus inicios. “Me trae recuerdos muy lindos estar acá, que es donde empezó todo, donde aprendí e hice muchos amigos”, dice el piloto que, con 15 años, está en la mira de un gigante.

Cábalas: Colocarse primero la bota y el guante derecho.

Facundo había jugado al fútbol y al hockey sobre patines, pero en 2018 le empezó a picar el bichito por las motos. No sabe cómo nació ese fanatismo, aunque su padre tuvo mucho que ver: fue piloto y campeón cuyano en automovilismo. Justamente fue él su gran aliado en esta aventura. “Somos una familia fierrera, pero de motos no sabíamos nada. Un día me dijo ´papá, comprame una moto 110cc´, pero yo me negué. Pasaron los días y me ganó por cansancio”, cuenta el promotor de todo. 

Una tarde, a escondidas de la jefa de casa, ambos se fueron hasta El Pinar. Aprovechando el frío polar y que en el lugar no había gente, Mauricio subió a Facu a su moto. Literal, lo subió porque el pequeño con sus 1.34 metros de altura no llegaba a estabilizarse con ambos pies. Y llegó el momento de acelerar. La "vueltita" que le había prometido su padre se convirtieron en horas y jornadas largas en el predio de Rivadavia. “Doblaba muy bonito, con una técnica poco normal”, confiesa el papá.

Su ídolo es el español Marc Márquez.

Pasó un mes de ese entrenamiento y tuvo su primera competencia. Otra vez El Pinar se convertía en un lugar importante en su pequeña pero prometedora carrera deportiva. Es que fue allí donde se enfrentó a pilotos que tenían más de 25 años, y hasta hizo podio al ubicarse en tercer lugar. Ya su mamá se había enterado de todo. La compra del mameluco para aquella carrera los había obligado a revelar el secreto. “Quedé tercero. No tuve miedo. Me generaba mucha adrenalina, algo muy lindo. Además, aprendí un montón en esas carreras. A mi mamá le generaba preocupación, lógico por ser su hijo. Pero después se acostumbró”, dice Facundo.

Esa carrera fue el trampolín para acercarse al profesionalismo, casi de casualidad. Es que ese día estaba en el circuito Juani Rodríguez, piloto sanjuanino que disputa el Superbike Argentino, quien se acercó y le pasó el contacto de alguien que iba a cambiarlo todo en la vida de Facundo: Fabián Moscatello, reconocido ex piloto y dueño del Team Moscatello. “Agarramos el bolsito y nos fuimos a Río Cuarto para verlo. Le dije a mi hijo ´no sé a dónde vamos, pero si querés andar en moto yo me la voy a jugar por vos´”, cuenta Mauricio.

"Es un niño que tiene un talento innato, que a su edad ha adquirido mucha responsabilidad y capacidad. Tiene un gran futuro", comenta Marcelo Uribe, el ex hockista que lo acompaña en esta experiencia. 

En el circuito cordobés superó la prueba con éxito: en la cuarta vuelta ya hacía mejor tiempo que el resto de los chicos. Sufrió una fractura ese mismo fin de semana, pero nada opacó su actuación. Moscatello quedó deslumbrado. Había pasado pocos meses de su primera incursión en el motociclismo, seguía con 13 años y con las mismas ganas de comerse la pista. Pero empezaba otra etapa, la de viajes y podios. Muchas cosas para un niño que ya pensaba en grande. 

Se vino el Campeonato Argentino en 2019, con apenas 4 meses en la disciplina, y para sorpresa de los demás, no para los suyos que conocían de sus cualidades, fue subcampeón. Luego fue convocado por la Red Bull Rookies Cup como “joven talento”. Estuvo en España, gracias al apoyo de la Secretaría de Deportes, y pudo exhibirse entre más de 100 chicos de todo el mundo. Este año debutó en la categoría Yamaha R3 Cup, pero por la pandemia la competencia quedó paralizada.

Ahora lo que viene es mucho más grande. Hace días se confirmó que fue convocado por Yamaha Oficial, junto a otro joven argentino, para disputar la cuarta y quinta fecha del Campeonato Superbike Brasil, en noviembre y diciembre respectivamente. . “Pase muchísimo en pocos años. Tuve que agarrar mucha responsabilidad, no sólo con el automovilismo sino también con los estudios. Es difícil porque resignas mucho, por ejemplo, el tiempo con amigos, pero el motociclismo es lo que me apasiona. Es lo que me gusta y a lo que apuesto.”, cierra Facu, un chico que promete. 

Comentarios